NOTICIAS IMBC
Inicio » Identidad, misión y valores

Identidad, misión y valores

image_pdfimage_print

Nuestra Identidad y Misión:

Somos una Escuela Católica, que forma parte de las obras de los Hermanos Maristas de la Provincia de México Occidental. Ofrecemos los servicios de educación Preescolar, Primaria, Secundaria y Bachillerato a los niños(as) y jóvenes de la frontera noroccidental de México, en la ciudad de Tijuana.

Brindamos una educación integral, con calidad educativa y eficacia evangelizadora, al estilo de San Marcelino Champagnat (nuestro fundador). Formamos jóvenes con sentido cristiano y compromiso social para que lleguen a ser “buenos cristianos y buenos ciudadanos”.

Incorporamos los avances de la pedagogía contemporánea a los valores y principios de la Educación Marista. Nuestros proyectos educativos incluyen los ámbitos religioso, académico, deportivo, artístico y solidario-social. Contamos con las instalaciones adecuadas para el desarrollo de estas actividades.

El personal de nuestra escuela está formado por Hermanos y Laicos comprometidos con la Espiritualidad y la Misión Maristas. Siguiendo al fundador sabemos que “para educar bien a los niños y jóvenes hay que amarlos y amarlos a todos por igual”. Por eso buscamos combinar una disciplina sana con la presencia afectuosa y estimulante.

Con los padres de familia y con nuestros alumnos formamos una comunidad Educativa en la que todos participamos activamente y nos relacionamos como una gran familia. El compromiso de los papás fortalece el logro de nuestros objetivos.

Nuestros valores:

Los valores son los aspectos que fortalecen y sustentan el proyecto educativo. Estos desde su orientación inspiracional tienden a modelar todas las acciones de la escuela, así como las actitudes y conductas de todos los involucrados en el proceso educativo.

Es así que se convierten en un referente de identidad educativa marista.

a) La educación como un acto de amor: “Para educar bien hay que amar”.

b) La presencia atenta y acogedora: nos preocupamos por los jóvenes y nos hacemos cercanos a ellos.

c) El espíritu de familia: nos relacionamos como hermanos, nos interesamos unos por otros. Sentimos nuestro colegio como nuestra casa, participamos y cooperamos en las diversas actividades.

d) La sencillez: nos valoramos por lo que somos, actuamos con autenticidad y honestidad, evitamos la ostentación.

e) El amor al trabajo: somos responsables y constantes en preparar nuestras clases y hacer nuestros deberes. Reaccionamos con esfuerzo creativo ante las dificultades.

f) El Amor a Jesús y María: caemos en la cuenta de lo mucho que nos aman y procuramos amarlos e imitarlos.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*